Cinco formas inteligentes para utilizar un crédito en tu negocio

Diseño no guardado.jpg

Antes de solicitar un préstamo para tu PyME, haz un plan estratégico para saber con exactitud qué áreas de tu negocio vas a fortalecer con el capital para que rinda frutos.

Quizás estés pensando abrir un negocio, o tal vez ya tienes una pequeña empresa y quieres llevarla al siguiente nivel. En cualquiera de los dos casos, es muy probable que vayas a necesitar capital para darle a tu idea o negocio el impulso que necesita.

Si no cuentas con capital para invertir, tendrás que acercarte a las instituciones pertinentes para solicitar un crédito o préstamo. En el mercado existen varias fuentes de financiamiento y créditos para pequeñas y medianas empresas. Tal es el caso de bancos, Sofomes, fondos gubernamentales o empresas de crowdfunding, entre otras.

Puedes conocer algunas opciones de financiamiento para pequeñas y medianas empresas aquí

Sin embargo, antes de iniciar la investigación para conocer lo que implica solicitar un préstamo para un negocio pequeño o mediano debes definir algunas cosas. 


A principio de este año, se publicó un estudio para analizar las condiciones que enfrentan las Pymes en México. El estudio se realizó aplicando una encuesta a más de 500 empresarios.

Cabe recordar que en México existen alrededor de 4.2 millones de empresas y negocios, de los cuales el 99.8% son consideradas pymes y generan el 78% de los empleos del país.

Algunos datos sobresalientes del estudio:

-       El principal reto que enfrentan las pymes en México es la falta de acceso a crédito, seguido por la competencia y la dificultad para aterrizar planes de negocio.

-       Los principales atributos que buscan los empresarios al momento de elegir crédito son: rapidez en el trámite del crédito, pocos requisitos y tasa de interés accesible.

Los principales usos que las empresas dan a los créditos son:

·      Comprar inventario o materia prima

·      Invertir en maquinaria y equipo

·      Ampliar el negocio o abrir una nueva sucursal

·      Pagar deudas


La primera, y quizá las más importante, es poner en claro cómo vas a usar este flujo de efectivo (seguido muy de cerca por el cómo vas a pagar el préstamo). Sin objetivos claros y sin un plan estratégico que te permita definir cómo vas a poner el dinero a trabajar, es muy probable que la inyección de capital no rinda los frutos esperados.

El dinero que obtengas puede ser aplicado a diferentes áreas o procesos del negocio. Esto depende de la etapa de desarrollo en que se encuentre tu empresa.

Aquí te ofrecemos 5 ideas para que puedas poner a trabajar el capital, obtengas resultados positivos y que el negocio crezca.

1.    Adquisición de Inventario: Si vendes algún tipo de producto y quieres estar preparado para ofrecer mejores tiempos de respuesta a tus clientes, tener inventario disponible para las temporadas altas o ampliar tu catálogo de productos, utilizar el crédito para adquirir inventario es una buena alternativa. Adicionalmente, puede ayudarte también a minimizar el impacto ante posibles subidas de precios o reducir costos de adquisición.

2.    Comprar equipo: Para poder generar valor, toda la empresa debe contar con el equipo necesario que le permita fabricar el bien que ofrece o llevar sus servicios hasta donde se encuentran sus clientes. Generalmente, la compra de equipo para el negocio requiere fuertes desembolsos de capital. Para no descapitalizar tu negocio, puedes utilizar un préstamo para comprar el equipo o maquinaria que necesitas, sin quedarte descubierto para cubrir los gastos diarios del negocio.

3.    Gastos operativos del negocio: para mantener tu negocio avanzando suavemente y en línea recta se necesitan tiempo y dinero. Si tu negocio no está generando aún el flujo de capital necesario para operar con tranquilidad, un crédito para financiar la operación diaria del negocio puede ser lo que necesitas, mientras alcanzas el punto de equilibrio y el negocio despega. 

4.    Refinanciamiento o pago de deudas: La consolidación de deudas consiste en obtener un préstamo para pagar otros préstamos y/o créditos y cubrir varias deudas con un solo pago mensual. Consolidar deudas puede ser una forma inteligente de utilizar un crédito ya que te permitirá simplificar los pagos mensuales, mejorar las tasas de interés que pagas y disminuir el monto del pago mensual.

5.    Marketing: Para que un negocio crezca es imperativo conseguir nuevos clientes todos los días y trabajar la lealtad de los que ya tienes. No importa que sea a través de redes sociales, correo electrónico, eventos o formas más convencionales de hacerlo, el marketing es una herramienta sumamente necesaria para que un negocio crezca. Hacer un plan detallado de cómo se invertirá un crédito en marketing es crucial para maximizar los beneficios.

Posiblemente alguna de las alternativas que te ofrecimos sobre cómo utilizar un crédito empresarial sea lo que tu negocio necesita. Sin embargo, existen otras formas de aprovechar el capital.

Tal vez, lo que tu negocio necesite sea abrir una nueva sucursal, invertir en desarrollo de nuevos productos o entrar a un nuevo nicho de mercado. Aquí, lo importante es que antes de solicitar el préstamo, hayas establecido una estrategia para utilizar el capital.

Si ya tienes bien identificadas las necesidades de tu negocio. En Bien para Bien te ofrecemos créditos desde $400,000 y hasta $3,000,000, con plazo de hasta 5 años para pagar. Nuestro requisito principal es que cuentes con un bien inmueble como garantía.

Puedes consultar todos los requisitos y hacer tu solicitud en www.bienparabien.com. Nuestro tiempo de respuesta es de sólo 72 horas.

Será un placer atenderte.