Fusión profesional: nuevos tiempos, nuevos trabajos

Estudiar administración de empresas y trabajar en una empresa transnacional o ser diseñadora gráfica para tener una agencia de diseño eran proyectos usuales hace unos años. Hoy el panorama ha cambiado mucho, y merece ser analizado.

Hasta hace algunos años, era común escuchar que alguien pensaba estudiar administración de empresas para hacer carrera en una empresa transnacional, o diseño gráfico para establecer un despacho de diseño. Sin embargo, la ola de transformación social y digital que vivimos actualmente ha cambiado el panorama profesional para muchas personas.

¿Quién iba a imaginar, hace 10 años, que una persona podría vivir de publicar videos en  YouTube o de hacer crítica culinaria a través de Instagram? Sonaba como una utopía, dado que ni siquiera existía Instagram.

NUEVOS PARADIGMAS, NUEVAS PROFESIONES

Hoy en día, miles de cómicos, bloggers, coaches, chefs, asesores de finanzas, maestros de baile, programadores y un largo etcétera, utilizan las redes sociales para difundir su trabajo y conocimiento, siendo este su principal canal y a la vez bautizando nuevas carreras y cursos de formación. En todas las redes sociales podemos encontrar ejemplos de personas que habiendo estudiado determinada carrera, se dedican de tiempo completo a, por ejemplo, enseñar a cocinar a través de un canal de YouTube o a dar consejo financiero a través de un blog.

Todos estos personajes nos invitan a pensar en paradigmas nuevos para futuras carreras y formaciones. Muchas escuelas y centros de formación, establecidos y nuevos, imparten cursos que en nada se parecen a las carreras tradicionales que las personas buscaban. Talleres como Creatividad en Nuevos Medios, Youtuber, Creación de Videos para Redes Sociales, Mindfulness Empresarial, Juegos de Enfoque para el Trabajo, entre otros, forman parte de un repertorio de nuevas áreas de conocimiento.

El mundo cambia y, con ello, cambian las maneras de aprender.

En este ambiente de transformación social, digital y personal nos encontramos con que cada día hay más personas dejando de lado las carreras que estudiaron para poder sentirse más en plenos y libres para expresarse. Al principio, esto puede parecer raro pero, si lo analizamos fríamente, cada día existe un mayor índice de Fusiones Profesionales como resultado de los nuevos paradigmas de trabajo.

DOS MÁS DOS ES IGUAL A CINCO

Por Fusiones Profesionales nos referimos al proceso de incorporar nuevas habilidades y conocimientos para extender nuestra área de trabajo. Existen 2 tipos de Fusiones Profesionales:

1.- Fusión Externa. En el mundo de los emprendedores es común que las personas extiendan sus áreas de trabajo y mercados meta asociándose con profesionales que tienen conocimientos, habilidades y pasiones diferentes a los suyos.

Esto, les permite desarrollar su habilidad para colaborar con otras personas y equipos de trabajo. Crear emprendimientos con socios que posean atributos diferentes a los nuestros puede verse reflejado en crecimiento del negocio y nos permite llegar más lejos de lo que llegaríamos usando sólo nuestras habilidades.

 2.- Fusión Interna. Con esto, nos referimos a que, dentro de nosotros, podemos fusionar distintas habilidades, conocimientos y hasta profesiones. Las nuevas competencias que se exigen en el marco empresarial actual guardan enormes diferencias con las que se exigían a generaciones anteriores.

El nuevo paradigma es que todo lo que vamos incorporando en nuestro saber, puede traducirse en más y mejores oportunidades, por lo que es importante entender que adquirir nuevas herramientas que no se relacionen directamente con nuestra preparación base, puede expandir nuestras habilidades y conocimientos.

Según un estudio realizado por Adecco España, para el año 2020, las capacidades más solicitadas a un trabajador serán las siguientes:

•          Capacidades técnicas y de orientación a resultados

•          Comunicación y habilidades interpersonales

•          Valores sociales

•          Habilidades de colaboración

•          Gestión de la imagen propia

•          Habilidades de gestión del cambio

•          Habilidades internacionales

Esto se traduce en perfiles laborales mixtos e integrados, y deja de lado las tradicionales profesiones lineales.

MÁS CONOCIEMIENTO, MÁS MERCADO

Pensemos un abogado tradicional que se especializa en negocios digitales y fraudes online, con lo que logra ofrecer sus servicios a un nuevo nicho de mercado, que su profesión tradicional no abarcaba.

Seguramente, nuestro abogado tendrá que adquirir conocimientos en marketing digital, Big Data u otros conocimientos que no forman parte del estudio de las leyes pero, dada la convergencia de ambos temas, encontrará una nueva especialización. 

Otro caso: una diseñadora gráfica, formada para resolver visualmente la identidad de empresas, de pronto decide que desea comprender mejor el bienestar del individuo, las habilidades escondidas de cada persona, y mejores habilidades comunicacionales. Adquiriendo estas nuevas capacidades desarrolla un estilo de trabajo que une todas las capacidades, incluso las de su formación, y realiza talleres para ayudar al desarrollo personal y profesional con actividades lúdicas y creativas.

Antes hubiéramos afirmado que un diseñador era “solo” un diseñador. Pero hoy, las fusiones están borrando etiquetas que antes eran inamovibles.

En un futuro muy cercano se solicitarán expertos en el bienestar del individuo y el manejo de sus emociones, por lo cual, profesiones que posean habilidades de Coaching/Mentoring o autogestión del bienestar, podrán desarrollarse en distintas áreas de trabajo.

En el marketing, gracias al acelerado crecimiento del mercado digital, se dará prioridad a especialistas en comercio electrónico, por lo que será necesario formarse en áreas como Big Data (manejo de datos masivos), o en figuras como el Growth Hacker (persona encargada de trabajar la imagen de marca en todas las redes sociales), entre muchas otras nuevas especializaciones que requerirá el mundo de la mercadotecnia.

Por otra parte, el cambio climático dará notoriedad a temas como la sustentabilidad, energías renovables y consumo responsable, dado que las legislaciones empiezan a exigir a las empresas tener mayor conciencia ambiental.

Por ello, es preciso tener en cuenta que haber estudiado una profesión no debe privarnos de seguir formándonos en capacidades nuevas y diferentes. Los nuevos trabajos requieren perfiles fusionados que permitan a las personas adaptarse al mundo.

REINVENTARSE O ESTANCARSE

Es importante preguntarnos si lo que estudiamos es aquello que enciende nuestra curiosidad, nos permite ser felices mientras lo ejercemos y a la vez ayuda a las personas. Esta idea parte del Ikigai, que es un concepto japonés que significa "la razón de vivir" o "la razón de ser". De acuerdo con la cultura japonesa, todos tenemos un ikigai. Encontrarlo requiere de una búsqueda dentro de uno mismo, profunda y, a menudo, larga.

El cambio permanente y acelerado del mundo nos invita a reinventarnos constantemente. Cada día estamos más orientados a la realización de trabajos que se relacionan con nuevas formas de vivir, de disfrutar del ocio, de alinearnos con nuestras pasiones y, sobre todo, de surfear la ola de cambio que plantea el mundo.

Es hora de dejar de pensar que, por el hecho de haber estudiado una determinada carrera, debemos dedicarnos a ello toda la vida. La fusión profesional es la invitación a incorporarnos a un nuevo mundo en el que todo es susceptible de cambiar o de fusionarse.