Cómo hacer más competitivo tu negocio

Algo que a todas y todos los emprendedores les pasa por la mente es cómo poder hacer más exitosa su empresa y buscar nuevas alternativas para provocar un cambio verdadero, impulsar el negocio y hacerlo más competitivo. Para ello es muy importante contar con disponibilidad financiera.

Para fortalecer el negocio cuando se presenta la escasez de recursos económicos, una buena área de oportunidad es solicitar un financiamiento. Hay una amplia gama de programas que se han implementado por parte del gobierno federal y de financieras privadas y la banca comercial que pueden ayudar a potenciarlo mediante un préstamo. 

Hoy en día el 72% de las empresas en México entran en la categoría de Pymes (Pequeñas y medianas empresas) y, por tanto, existe una gran competencia por abarcar más mercados, lo que estimula la entrada de nuevas entidades financieras. Por ello, vale la pena acercarse y escoger la que mejor se adapte al giro del negocio y aprovechar el apoyo crediticio.

No menos importante es conocer el sistema fiscal que se practica en México. En los últimos años el gobierno ha implementado la simplificación del sistema para la reducción de impuestos en apoyo a las Pymes, así como la utilización de las incubadoras y programas diversos que hay que conocer. Por tanto, adquirir información para el aprovechamiento de los beneficios que la o el emprendedor aplique en los procesos de fiscalización puede propiciar una mayor competencia frente a otras empresas.

Asimismo, para mejorar las oportunidades de supervivencia y crecimiento de un negocio competitivo es necesario llevar a cabo mejoras en términos de diseño de calidad, mercadotecnia e innovación a través del uso de equipos con tecnología informática. 

También ser partícipes de redes de empresas privadas, institutos de educación superior y consultores técnicos es otra herramienta que puede potenciar la competitividad, en comparación con las Pymes que no están dispuestas a aceptar una participación interdisciplinaria en sus procesos.

Para ello se debe favorecer y fomentar la implantación de equipos con tecnología moderna para tomar decisiones predictivas e inteligentes, aunque todavía existen pequeñas y medianas empresas en donde se manifiesta cierta resistencia a su uso e, incluso, se desconfía de estas herramientas sin tener presente que pueden ser grandes aliadas.

Cuáles son y cómo aprovecharlas

Si se pretende llegar a un buen grado de competitividad los beneficios de utilizar herramientas digitales son innumerables y casi instantáneos. Sobre todo, desde el principio se debe contar con un sitio de internet adecuado y un correo electrónico con dominio personalizado. Asimismo, si se quiere lograr avances continuos para ir a la vanguardia se puede contar con las redes sociales que permiten alcanzar de mejor forma los objetivos.

Por ejemplo, tener Google no sólo sirve como buscador en su servicio de nube Drive, pueden guardarse y compartirse archivos sin importar el tamaño.

También incluir Analytics para medir las dinámicas del sitio web de la Pyme, y Adwords que facilita la colocación de publicidad en diferentes formatos alrededor de la web.

Hubspot que busca atraer la atención del público a sus sitios web y convertirlos en clientes potenciales y, de esa manera, cerrar el ciclo con ventas exitosas y competitivas.

Un sistema de contabilidad es muy útil para la generación de factura electrónica, además de registrar los ingresos y egresos por ejemplo en ventas e inventarios, entre otros.

Software para registrar ventas: en ocasiones este tipo de programas incluyen localización GPS para monitorear las actividades en caso de ventas por cambaceo, entrega de pedidos, etcétera.

Plataforma SINUBE se ha posicionado en el mercado mexicano como una herramienta segura y confiable para la administración integral de empresas de todo tamaño y giro, lo cual se traduce en una mejor atención al cliente y un mayor crecimiento en ventas. Una plataforma SINUBE ayuda a acceder a toda la información, desde cualquier lugar, con una conexión a internet y sólo se necesita tener computadora o tablet.

Es importante señalar que casi todas estas herramientas son gratuitas, sin embargo si alguna tiene un costo éste es mínimo si se piensa como una inversión que permite el paso de ser un emprendedor a un empresario y de ser un negocio “tradicionala uno de más competitivo y de vanguardia.

Por tanto, tener presencia en la red es un potencial para atraer clientes, dar seguimiento a los existentes y obtener retroalimentación sobre los servicios o productos que ofrezca la empresa.

De la mano del uso de tecnología en línea se hace necesario llevar a cabo también actividades de capacitación y consulta del personal que estimulan la competitividad y fortalecen la estructura y cultura organizacionales del negocio, propiciando la colaboración entre todos los involucrados lo que se traduce en una nueva actitud, más desafiante y comprometida. 

La realización de diplomados, talleres y seminarios, entre otros, fortalecen la capacitación de las y los emprendedores, así como de su personal y, de esa forma, aumenta su productividad y competitividad para llegar a conformar la empresa deseada. 

Igualmente, se puede consultar el Sistema Nacional de Incubadoras que ofrece diversos talleres en apoyo a los emprendedores emergentes y que brinda algunos de los siguientes servicios:

  • Asesoría general
  • Modelaje empresarial
  • Acceso a información financiera
  • Uso de tecnologías
  • Suministros de espacios
  • Red de consultores externos

A manera de resumen, para desarrollar una Pyme que favorezca el logro de sus objetivos, además de contar con la capacidad para identificar problemas para su mejoramiento que la ayuden a ser más competitiva, se sugieren las siguientes propuestas:

  • Solicitar financiamiento si se requiere
  • Asegurar la liquidez y continuidad de la empresa
  • Implementar el uso de tecnología informática
  • Capacitar en línea o de manera presencial
  • Buscar mejores oportunidades de compra de insumos y materias primas
  • Aplicar descuentos con proveedores por pronto pago
  • Brindar facilidades de pago
  • Tener cobertura para necesidades e imprevistos

Conclusión

La competencia es sana y si se quiere estar en un buen nivel en comparación con otras empresas se hace necesario ser innovadores, profesionales y audaces para mejorar la productividad del negocio y asegurar así su éxito.

En síntesis, para que una Pyme sea competitiva y continúe en ese tenor debe implementar herramientas tecnológicas que den valor y creen ventajas ante los competidores; lograr un buen financiamiento y capacitar a todos los colaboradores.

Cuando un cliente es bien atendido, recibe a tiempo su mercancía y el servicio es eficaz será un comprador que valore a la empresa y se convierta en un multiplicador hacia otros clientes potenciales.